La cláusula suelo hipotecaria se ha convertido en un problema para muchas familias que han descubierto que no se pueden “beneficiar” de las bajadas del Euribor, tipo de referencia que se aplica en la mayoría de las hipotecas en España, y que en estos últimos años, azotados por la crisis económica, está conociendo mínimos históricos.

En el momento de la firma de un préstamo es importante conocer y ser informado de la letra pequeña del mismo. La cláusula suelo hipotecaria en un préstamo hipotecario establece cual será el tipo mínimo de interés que se liquidará en las correspondientes cuotas de dicho préstamo.

Así, se conoce como suelo de la hipoteca aquel que fija un porcentaje mínimo aunque el interés surgido de la suma del Euribor y el diferencial sea inferior. También se le llama suelo hipotecario cuando se establece un porcentaje mínimo al Euribor aunque su valor en el mercado sea otro.

Esto significa que, establecido ese “suelo”, si el tipo mínimo de interés baja por debajo del mismo (como ahora ocurre)  el cliente no podrá beneficiarse de esa rebaja en las cuotas del préstamo.

 

¿Es la cláusula suelo hipotecaria ilegal?

La inclusión de una clausula suelo en un préstamo hipotecario es, en principio, LEGAL. Sin embargo, tal y como ha dictado el Tribunal Supremo recientemente, no se cuestiona su legalidad si no su falta de transparencia, e información al cliente, a la hora de constituirse y firmarse el préstamo.

Las cláusulas suelo de un crédito hipotecario son un elemento definitorio del objeto principal del contrato y no pueden ser tratadas por las entidades financieras, como si se trataran de un elemento secundario o accesorio del contrato. De tal forma que “… se ubican entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluye la atención del consumidor”.

Muchos clientes han firmado con sus bancos su hipoteca sin saber qué es una cláusula suelo, y qué consecuencias tiene, y eso ha provocado en determinadas operaciones, que esa cláusula suelo pueda considerarse abusiva o “poco transparente”, y por tanto, susceptible de ser reclamada judicialmente con un alto índice de probabilidades de éxito. De conformidad con la estricta normativa que afecta a las entidades financieras, reguladora de los créditos hipotecarios, de las condiciones generales de contratación, y de leyes y normas de defensa de Consumidores y usuarios.

 

¿Qué se entiende por transparencia en una cláusula suelo?

  • Inclusión clara y explicativa de la cláusula suelo en el folleto de oferta de hipoteca.
  • Oferta vinculante firmada por el consumidor con al menos 3 días de antelación a la suscripción de la hipoteca.
  • Simulación de costes en los que se pusiera de manifiesto la incidencia económica de la cláusula suelo.
  • Ofertas comparativas con otros productos de la entidad financiera.
  • Información de si el producto financiero se adecua al perfil del consumidor.
  • Inclusión clara y concisa en las escrituras, como objeto principal del contrato; y no enmascaradas como elemento secundario.

Si tiene dudas sobre su hipoteca, si incluye una cláusula suelo, o si quiere informarse sobre qué posibilidades y cómo proceder para solicitar a su entidad bancaria la eliminación de dicha cláusula, disponemos de un formulario de contacto y ofrecemos una primer consulta on-line gratuita, para valorar su caso y asesorarle de la forma más adecuada.

En este mismo blog también encontrará una sección muy útil y explicativa de preguntas frecuentes sobre las cláusulas suelo. O bien puede seguir leyendo otros artículos relacionados:

¿Tiene mi préstamo una cláusula suelo hipotecaria?

¿Qué riesgos tiene una demanda judicial?

¿Puedo recuperar el dinero pagado de más por mi cláusula suelo?