La Audiencia Provincial de Guipúzcoa ha condenado a Caja España a devolver el dinero cobrado por una clausula suelo con retroactividad. La entidad, cuya cláusula suelo incluía en un contrato hipotecario, deberá proceder a la “inmediata restitución de todos los intereses cobrados de más”. Los clientes de la hipoteca alegaron que desconocían la existencia de una “cláusula limitativa del tipo de interés”, por lo que el magistrado considera que hubo falta de información a los consumidores. La resolución afirma que, ni siquiera, se les entregó a los usuarios un “folleto informativo en relación a ese préstamo que se pretendía concertar”, por lo que no pudieron ser informados de manera clara y precisa de la cláusula que contrataban.

En cuanto a la retroactividad, la Audiencia Provincial de Guipúzcoa ordena que se ejecute mediante la devolución de los intereses cobrados de forma indebida y condena a que la entidad rehaga un cálculo de “amortización procedente, con exclusión” de la cláusula suelo, así como al pago de las cosas del proceso.

El 99,9% de los afectados por cláusula suelo ganan los procesos judiciales

Cada vez son más los casos de procedimientos ganados por parte de los clientes que denuncian la cláusula suelo de la entidad con la que contrata un préstamo hipotecario, así como también son más cercanos en el tiempo. La última de Guipúzcoa y Caja España tan solo se ha conocido dos días después de la información que arrojaba Infobierzo sobre la nulidad de una cláusula suelo, en cuyo proceso la entidad no presentó recurso de apelación y no fue necesaria la revisión de la Audiencia Provincial de León. Este mismo artículo, asegura que tan solo el 3% de los afectados han decidido comenzar un proceso, pese a que la grandísima mayoría de estos finalicen en sentencias favorables.

Desde Martínez-Echevarría, Pérez y Ferrero Abogados animamos iniciar un proceso judicial debida a la elevada probabilidad de éxito del mismo. Un 99,9% de los usuarios que denuncian las cláusula suelo de sus préstamos hipotecarios ganan. Además, debido a la creciente saturación por los procesos abiertos por los usuarios afectados, las entidades se ven obligadas a realizar una negociación previa con el consumidor debido a la medida de presión constante y, en ocasiones (cada vez más a menudo) no resulta necesario llegar a juicio para que la anulación de la cláusula suelo se ejecute. Sin embargo, es necesario iniciar el proceso judicial para que ambas partes comiencen la negociación.

Recordamos que el despacho dispone de un servicio de consultoría gratuita, tanto online mediante este formulario, como por vía telefónica llamando al 900 100 039.